tiempo en españa en Valmojado

domingo, 30 de octubre de 2016

LAS BARRANCAS DE BURUJÓN 2016 (109) KMS

Punto de partida y llegada: Valmojado (Toledo)     - kms de la ruta: 109 kms
- Pueblos de paso: Portillo de Toledo, Burujón y Fuensalida
- Tiempo de la ruta: 7:23:37 h                                    - Tiempo de pedaleo: 5:46:32 h
- Velocidad media en movimiento:  18,34 km p/h      - Índice IBP: 86 BYC
Velocidad máxima sostenida:   32,10 km p/h           - Índice IBP fit: 51
Desnivel de subida acumulado:  975 m                    Desnivel de bajada acumulado: 975 m
- Bikers:  Rober, Juan, Jesús, Oscar, Jose, Lorenzo, Fernando, Mary, David, Antonio, Pablo, Javi, Goyo, Pepín, otros 8 bikers mas y Ángel (elchatanga).
Fecha:  30 de Octubre del 2016  

Para ver o descargar el track de esta ruta pincha aquí

     Después de casi un mes planeando esta ruta, llegaba el día. Tras una semana de trabajo de noche, el cansancio en las piernas estaba ahí. Suena el despertador, no mas tarde de las 6:30 pese a tener todo organizado de la noche anterior, me levanto sin mas. Había duda del tiempo, de la ropa y según lo voy viendo, me lo voy poniendo. Cerca de los 7 grados me reciben en la puerta, donde tras salir a las 7:10, veo que no hay nadie. En 5 minutos llega Jesús y en otros 10 mas salimos hacia la Plaza de España de Valmojado, sitio elegido para la salida. Sorprendentemente eran las 7:30 y no había nadie tampoco, pese a mi insistencia de decir a la gente que llegase con tiempo de antelación. Aparece Oscar, Juan y su amigo, Jose y después Rober. Antes de esto, me doy cuenta de que la suspensión delantera estaba baja de aire, ¡¡claro!! llevaba semana y media sin moverse. Menos mal que caí en la cuenta de que mi hermano Rober llevaba bomba para ello. Después de hincharla a su presión correspondiente según el "mecánico", nos dan las 7:41 cuando arrancamos.
     Salimos del pueblo por la Cañada Real Segoviana bajando hacia el Matadero a gran velocidad y sintiendo el fresco de la mañana. Había elegido bien la ropa. A todo esto, ya habían comenzado los chascarrillos mañaneros y yo sin arrancar, jejeje. Para ello Jesús ya calentaba y me hacía de "escudero".
     Primeros 6 kms y pico y pasamos junto al pueblo de Las Ventas de Retamosa. Observo que la Laguna de las Tinajas tiene algo de agua a nuestro paso. El paso por el Arroyo de la Venta de Palacio, se hace bajo una temperatura que no llegaría a los 5 grados y eso junto a su mal estado, hace que continuamente estemos esquivando baches. La subida hacía lo alto del Monte, la hacemos por el lado izquierdo que es el mas transitable. Hasta ahora no hay casi barro, sólo en alguna zona puntual. Entramos ahora en el camino ancho de la Cañada, donde te incita a pedalear, cuando comenzamos a divisar a lo lejos nuestro primer destino. Poco antes, nos encontramos con l@s chic@s de Chozas, que estaban buscando a un componente que se habia "salido" del grupo y que también venian con nosotros en el día de hoy. A las 8:38 aparecemos en el pueblo de Portillo de Toledo, lugar desde donde partía la ruta corta de hoy. Allí estaban Javi, Goyo, Pepín y Pablo esperándonos y donde acababan de llegar los chavales de Valdemoro.
     Reagrupamos el extenso grupo, saludos, presentaciones y como decía Lorenzo: A ENUMERARSE. Que decir tiene que había mucha gente a la que no conocía pero era mas con la que ya había compartido kms. Una vez todo a punto, salimos con el extenso pelotón, disfrutando de la Cañada, ahora sí, en descenso. Unos 5 kms que hemos disfrutado y hasta hemos podido ver una carrera de galgos. En este punto, ha sido donde Oscar y uno de Chozas se han dado la vuelta por motivos personales, ya que venían sólo a hacer algunos kms con nosotros. En este punto ha habido una parada, porque Lorenzo se dio la vuelta a buscar a 2 que faltaban (se habían quedado mirando la carrera de galgos). Tal ha sido que al final ha pinchado el y hemos estado esperando unos 15 minutos.
     Ahora comenzaba a estrecharse el camino y a hacerse un poco pesado por el estado del suelo por momentos. Estamos ya por los alrededores del pueblo de Gerindote, pasando por un pinar y encontrandome con un cartel indicando el paso de ciclistas y el respeto hacía nosotros. Difícil ver un cartel en otro sitio con esas indicaciones y OLE por la persona que lo puso en su momento.
     Entramos ahora en una extensa llanura, muy chula, donde se podía ver a todo el pelotón estirado.
Poco a poco, Lorenzo se iba "ganando" al grupo con sus indicaciones, ya que muy pocos llevaban gps o nadie y les iba marcando hacía donde girar, sin tener razón aparente, jajajaja. Pasamos cerca del pueblo de Escalonilla, donde gracias a Lorenzo, jajajaja, tenemos la equivocación del día porque el gps marcaba a la derecha y este marcó a la izquierda. Fue tal, que hasta yo me confundí y les dije que no le hicieran caso. Vaya risas que hemos tenido. Intentamos buscar el track mas adelante pero ha sido imposible pese a girar a la derecha en el primer camino que nos vino pero que al final nos llevó a la Plaza del pueblo de Burujón. Por el cual cruzamos para salir al Arroyo de Alcubillete, bajando por unos 3 kms hasta cruzar por debajo de la CM-4000.

Esta vez, y tras hablar con Lorenzo, decido bajar hacía abajo para hacer el camino al contrario de lo que hice hace 3 años. 1 km mas hacía abajo, en el segundo camino hacia la izquierda giramos para comenzar a subir por el Camino Natural del Tajo GR-113. Aquí los cambios de las bicis se comienzan a oir y cada cual debe de subir a su ritmo. Pero no es así. Cada cual intenta subir a mas ritmo del que lleva delante, y eso se traduce en que los de cabeza se van quedando y alguno de atrás comienza a pasarles. Ha sido un "pique" bastante sano donde el Podiun ha quedado así: 1.-Jose Luis Goas 2.-Fernando Castillo 3.- Ángel elchatanga
     Lamentablemente Jesús Merchán ha llegado fuera de podium en el lugar 4 jejejejejejee. Aquí se ha impuesto la ley del mas fuerte, puesto que Pepín ha roto la cadena al comenzar la subida, tras cambiar 3 piñones de golpe. Que bruto, jejejejee. Nos enteramos de ello estando arriba casi todos y Lorenzo no duda en bajar para ayudar. Normal, en la mochila lleva medio taller de mecánico. Como será que para la siguiente ruta le ha pedido a Fernando Castillo el carro, jejeje. Antes de todo esto y nada mas llegar arriba al primer mirador, se me comenta que es imposible bajar

hasta pie del Pantano de Castrejón por el sendero que salia a la derecha. Cosa a la que hago caso omiso, me monto en la bici y me bajo casi hasta el agua. Aquí hago fotos desde una perspectiva que no tiene nadie y me dispongo a subir. Ya sabía que no iba a ser fácil puesto que he bajado muy muy empicado. Esta vez me tocaba poner todo el desarrollo para subir por una pendiente de un 16% de media y no sabía si la maneta del plato pequeño funcionaría, ya que llevaba sin utilizarla desde hace mas de 1 mes, jejejeje. En un tramo tuve que parar por que no tenía tracción pero tras buscar la mejor manera consigo pasarlo. Al llegar a los escalones de la parte de arriba, veo que es imposible pasarlos y me toca hacer empujabike por 2 metros.



Me da tiempo a bajar y subir hasta que se reune el pelotón entero para tirarnos esta bonita panorámica
 de los 20 bikers y la bikerina Mary. Aquí cada uno tira sus fotos y fotos y fotos y vamos pasando por todos los miradores. Pese a conocerlo, nunca te deja indiferente este alucinante paisaje natural. No dejéis de visitarlo.
     Tras algo mas de 45 minutos parados, nos reagrupamos para descender hasta el aparcamiento y comprobamos que estaba casi lleno e incluso aparcando fuera de la zona. El día acompañaba y la gente lo aprovechaba. Subimos de nuevo por el Arroyo de Alcubillete hasta parar en el abrevadero junto a la Plaza para, tras bajar de la bici, desplazarnos hasta la panaderia que haría las delicias de casi todos.
En poco mas de 15 minutos, salimos subiendo por la calle de la Paloma y de repente zasssssssss. Un pinchazo del biker que aparece abajo a la izquierda en la foto de blanco (no recuerdo el nombre), nos hace bajar a algunos a ver que ocurría. Es entonces cuando David saca un altavoz y música a tope. Lorenzo y Fernando le acompañan y me lo paso genial, pese al infortunio del chaval. Menuda raja se había hecho en la cámara. Seguramente debido a la banda que protege los radios puesto que no sería la última cámara que se rajó en el trayecto de vuelta.
     De aquí partimos por el camino de Zaballos al Huncal, donde se produce un pique, esta vez de velocidad. Salimos a una larga recta de sube y bajas de camino ancho, donde en la cabeza del grupo está Jesús Merchán y un chaval de Valdemoro que comienzan a darle caña a la bici con el beneplacito de Jose Luis Goas y Ángel elchatanga que les dejan hacer. Les he animado tanto que el pelotón se ha estirado de lo lindo. Ha sido un momento muy bueno y divertido. Cuando llegamos a la altura de un puente de la CM-4009, decidimos reagrupar para juntarnos todos, ya que no teníamos que pasar por dicho puente sino girar a la derecha. Aquí tomamos un tramo de una carretera antigua para salir al camino que va de Escalonilla a Barcience y en un tramo de el por el que pasamos, se puede ver que hacer tiempo que no pasa nadie. Todo lleno de hierba que a nuestro paso las ruedas escupian el Rocío hacia nosotros, hasta llegar a otro tramo de asfalto antiguo, junto a la vía del tren (tramo por el que no teníamos que pasar, pero que así lo hacemos) por la cual atravesamos para recortar y donde Lorenzo nos deleita con una de sus gracias quitándonos la única tabla que había para el paso de una zanja, jejejeje. Decir que había un sendero un metro a la derecha. Aquí algunos habían tirado hacia adelante y tuvieron que dar la vuelta.
     Entramos ahora en un tramo de carretera (pero es que no había otro sitio por donde pasar) de la TO-4421, que nos lleva hasta Barcience. A la entrada del pueblo nos paramos para esperar a los rezagados y algunos aprovechan para seguir rodando alrededor de la rotonda. No había que parar de dar pedales, jejejeje. Parten antes los abuelos del grupo sabiendo la que nos esperaba en breve. Los demás paramos en una fuente, ya que era el último lugar para rellenar los bidones de la ruta. Ahora tocaba la subida al Castillo de Barcience, donde cada cual sube por donde quiere y un grupito de 5 intentamos lo mas difícil que era subir por los senderos aledaños. Hemos elegido uno cin una pendiente media del 19% y por no tener tracción, todos hemos hecho empujabike. Tras dar la vuelta por el perímetro del Castillo, 4 entramos en el y nos perdemos la foto de grupo que se han hecho fuera.
     Ya no se podía parar puesto que llevábamos cerca de 1:37 h juntando todas las hechas hasta el momento. Salimos del llano para emprender la bajada hacía el Arroyo de Huecas, donde preveía que hubiese barro pero no ha sido así. En la parte alto, justo antes de entrar en el pueblo, nos despedimos de Mary y los chicos de Chozas emplazándonos para mas rutas. Aquí nos comentan los chicos de Valdemoro que uno de ellos va un poco tocado con los calambres y le digo que mas adelante les indico por donde tienen que coger la carretera para no sufrir tanto. Al llegar junto a la CM-4011 les indico la dirección a tomar y nos despedimos del buen grupito y majo de Valdemoro. Nos quedamos Rober y yo, con tan buena suerte que los demás tiran despavoridos sin mirar atrás y se pasan el cruce de caminos por el cual tenían que haber ido. Si silbidos, ni voces ni nada de nada. Ellos a lo suyo. No conseguimos cogerles hasta Fuensalida pese a que Jesús iba hablando, jejejeje.
     Aquí les comunicamos que se han salido del track y callejeando intentamos volver a el. Era mas fácil tirar por carretera hasta el punto final de la ruta corta que hacer lo que hemos hecho, pero lo hemos hecho. Hemos pasado por un rastrojo, una tierra de labranza hasta poder tomar el camino bueno. ¿Que es una ruta de elchatanga sin una cosa de estas? Apenas faltaban 2 kms para llegar a la Cañada Real de Portillo. Allí hemos dejado a Javi, Pepín, Pablo y Goyo y hemos comprobado que los chicos de Valdemoro ya estaban montando las bicis en los coches. Tras un par de minutos de parada, hemos comenzado el retorno. Bueno, unos antes que otros. Juan, su amigo y Jesús se van por momentos de Jose Luis, Rober y yo. Tardamos algo en cogerles pero al unirnos aumentamos el ritmo de pedalada. La Cañada cuando vas tocado se te puede hacer muy muy larga y pasados 6 kms he comenzado a sentirlo cerca del km 92. Llaneando iba bien, bajando mejor pero subiendo, ya notaba el cansancio en las piernas de toda la semana de trabajo. Hasta tal punto que al pasar el Arroyo de la Venta de Palacio, he tenido que subir desarrollo para poder llegar arriba. De aquí a casa, sólo en la cuesta del matadero me he encontrado bien pese a ir el último. Bueno, como se dice, para que unos días vengas buenos, otros vendrán malos.

Agradecer a todos los asistentes y asistenta a la ruta corta y larga, el buen día que hemos pasado, esperando que sea la primera de muchas rutas que compartamos. NOS VEMOS EN RUTA.

Mas tarde pondré el aporte gráfico